Breadcrumbs

Traer al bebé a casa

Su guía para la higiene de un bebé saludable

Traer a su bebé a casa es un momento emocionante. También es un momento en el que —como padre— uno se siente un poco nervioso por la tremenda responsabilidad de cuidar a su pequeño.
Al ser nuevo en el mundo, el sistema inmunológico de su bebé no está completamente desarrollado. Hasta que comience con sus inmunizaciones, necesita toda la ayuda que pueda tener para defenderse de los gérmenes y las enfermedades. Estos consejos simples para la higiene le ayudaran a darle el comienzo saludable que necesita.

Lavarse las manos

Los gérmenes viajan alrededor de su casa a través de sus manos. Suena simple, pero lavarse las manos con agua y jabón es una de las mejores maneras de evitar la propagación de gérmenes y bacterias. Debe lavarse las manos:

  • Antes de amamantar o preparar leche en polvo.
  • Antes y después de preparar la comida.
  • Después de cambiar un pañal o ir al baño.
  • Después de limpiar o tocar algo sucio
  • Cuando sus manos luzcan sucias.

Limpie las superficies antes y después de usarlas

Como mamá primeriza, estará ocupada, pero si establece una buena rutina de higiene en su casa, puede ayudar a proteger a toda la familia de gérmenes dañinos. Las superficies que usted toca con frecuencia deben limpiarse y desinfectarse. Entre ellas:

  • Las superficies de la cocina antes y después de la peparación de alimentos.
  • Los cambiadores del bebe y los contenedores para los pañales.
  • Los picaportes de toda la casa.
  • Las canillas, la descarga del inodoro y las tablas del inodoro.
  • Los interruptores de la luz y las tapas de los contenedores de basura.

Una vez que su bebé empieza a usar una silla alta, es importante mantenerla limpia.

Evite las infecciones que traen los visitantes

Puede estar segura de que desde el momento en que estén en su casa, sus amigos y su familia estarán haciendo fila para saludar al recién nacido saludable. No tema pedirles que se laven las manos antes y después de sostener a su bebé, y pídales a aquellos que están enfermos que retrasen su visita hasta que se sientan mejor.

Inmunizaciones para tu bebé

Las inmunizaciones —o vacunas— son una manera rápida, segura y extremadamente eficaz de ayudar a proteger a su pequeño de enfermedades infecciosas, tales como el tétano, la difteria, la tos convulsiva y la polio. Una vez que está vacunado, el pequeño cuerpo de tu bebé podrá defenderse de las enfermedades mucho mejor.