Breadcrumbs

Alimentación saludable

Una guía práctica para la higiene en la alimentación para mantener a su pequeño saludable.

Como todo padre sabe, la buena nutrición es absolutamente crucial en el desarrollo físico y cognitivo de los niños. Una alimentación saludable para los bebés y niños pequeños es más que la comida que les da con tanto cariño, y algunos consejos básicos pueden ayudarle a asegurarse de que su hijo aproveche al máximo la nutrición saludable que usted le da.

El sistema inmunológico de su bebé se está desarrollando y él es muy suceptible a los virus contra los que otros niños ya han creado una resistencia natural.

Para mantener los momentos de alimentacion saludables, tenemos algunos consejos para ayudarle.

  1. Lave las manos de su hijo, es un hábito excelente que enseñarles, y todos deberíamos lavar nuestras manos antes de comer para ayudar a evitar las enfermedades y los virus del estómago.
  2. Si está alimentando a su hijo con biberón, es muy importante que se asegure de esterilizar sus biberones; la opinión dominante es que debe hacerlo hasta que tengan alrededor de 12 meses de edad. Las mamaderas deben estar limpias y sin grasa. Podrás esterilizarlas usando un líquido para la esterilización o – si tienes uno - un vaporizador de microondas. Si usas leche en polvo, es muy importante que el agua que utilices para preparar la mamadera sea totalmente segura y libre de contaminantes, y debe ser previamente hervida para deshacerse de cualquier bacteria.
  3. Una vez que su hijo ha avanzado hacia los alimentos sólidos, es muy importante que se asegure de que los alimentos que usted le da hayan sido cocinados totalmente y preparados en un ambiente higiénico.

Cuatro consejos para mejorar la higiene de los alimentos:

  1. Asegúrese de lavarse las manos antes de preparar cualquier comida así no contamina involuntariamente los alimentos con ninguna bacteria que pueda tener en sus manos.
  2. Asegúrese de que las superficies en las que está preparando alimentos estén higienizadas.
  3. Use un paño limpio o una esponja. Los paños pueden esconder bacterias dañinas, así que déjelos en remojo en desinfectante o lávelos a más de 60º para eliminar las bacterias. ¡Si su paño o esponja no está higienizado, puede transmitir miles de bacterias a las superficies de preparación!
  4. La sillita alta es un lugar difícil de higienizar cuando los niños son pequeños. Como todo padre de un niño pequeño debe saber, durante la alimentación la comida a menudo va hacia todos lados, por eso es importante mantener la sillita higienizada, para asegurarse de darle a su pequeño una alimentación saludable. Asegúrese de limpiarla minuciosamente luego de cada uso y elimine todo rastro de comida.