Breadcrumbs

Etapas del embarazo y tips

Consejos para mantenerse saludable durante el embarazo

Estar embarazada es increíble. Durante las 40 semanas del embarazo su cuerpo experimenta un cambio asombroso. Siga leyendo para averiguar lo que puede ocurrir durante las tres etapas del embarazo (trimestral), además, aprenda algunos buenos consejos para que usted y su bebé estén saludables.

Primer Trimestre (semanas 1-12)

Hay muchas cosas sucediendo dentro de tu cuerpo ahora. Cada parte de usted está empezando a descubrir lo que significa estar embarazada. Puede padecer los siguientes síntomas:

  • Cansancio extremo
  • Náuseas matutinas
  • Pechos sensibles o inflamados
  • Antojos
  • Cambios de humor
  • Aumento de peso

Segundo trimestre (semanas 13-28)

Puede sentir que este trimestre es más fácil que el primero. A medida que las náuseas matutinas y el cansancio disminuyen, su panza se notará más. En breve, sentirá a su bebé moverse.

También experimentará:

  • Dolores de espalda, estómago e ingle
  • Estrías
  • Adormecimiento o cosquilleo en las manos
  • Leve inflamación de los tobillos, los dedos de las manos y la cara

Tercer trimestre (semanas 29-40)

En este trimestre sentirá malestar porque el bebé presionará los órganos. Además de la necesidad de ir al baño con más frecuencia, también notará:

  • Falta de aire
  • Mayor inflamación de los tobillos, los dedos de las manos y la cara (si esto se torna extremo, consulte a su médico inmediatamente)
  • Pechos blandos que pueden despedir leche acuosa (calostro)
  • Problemas para dormir

No ignore los cambios de su cuerpo, una pequeña persona esta creciendo dentro de usted.

Use estos consejos para el embarazo también para realizar algunos cambios:

  • Acuéstese más temprano y duerma más. Siga una dieta saludable y nutritiva.
  • Evite los productos lácteos no pasteurizados, el queso enmohecido, las carnes frías y los huevos pasados por agua que pueden transmitir bacterias. Consulte a su médico por una lista completa de los alimentos que debe evitar.
  • Evite las heces de los gatos, ya que pueden contener un organismo que causa toxoplasmosis (una infección que, en los casos graves, puede causar daños serios a los ojos y el cerebro del bebé).
  • Lave sus manos con agua y jabón frecuentemente.