Breadcrumbs

Consejos para el lavado de manos

Las cinco excusas más comunes.

Lavarse las manos regularmente es el paso más importante de la higiene en la lucha contra la propagación de bacterias y otros gérmenes de los que pueden generar trastornos de estómago, resfriado, gripe y otros problemas de salud graves.

Pero aún así la gente no lo hace cuando debe…

Aquí están las cinco excusas que se dicen con mayor frecuencia para no lavarse las manos.

1… no he estado en ningún lado.

Incluso si usted ha estado en casa toda la mañana, tendrá gérmenes en sus manos sin saberlo. ¿Sabía que las bacterias pueden sobrevivir en cualquier superficie desde un par de horas a varios meses? Ya sea en los teclados de computadora, los teléfonos, manijas de puertas, controles remotos de TV - cualquier superficie que las personas tocan a menudo puede ser punto de acceso para la transmisión.

2…No parecen sucias.

.....

La suciedad diaria puede llevar a todo tipo de gérmenes. Así que siempre es una buena idea lavarse las manos cuando se ven sucias. Pero, ¿qué pasa con los organismos microscópicos que usted no puede ver?

En nuestra rutina diaria estamos constantemente recogiendo gérmenes, especialmente después de ir al baño o de preparar los alimentos. Por eso es importante saber cuándo hay que lavarse las manos y ser capaz de hacerlo bien.

3… Estoy muy ocupado

¿Está apurado? No detenerse a lavarse las manos, especialmente después de ir al baño, podría resultarle más caro.

Es una de las causas más comunes de descompostura y diarrea, y se transmite principalmente a travéz del contacto con una persona infectada —como con un apretón de manos—.

4… Me olvidé

Con tanto que hacer, es fácil olvidarse de lavarse las manos. Así que trate de hacerlo una rutina para que pueda crear el hábito.

Lávese las manos antes de:

  • Comer o preparar alimentos
  • Curar una herida o administrar medicamentos
  • Recoger un bebé o un niño.
  • Cambiar un pañal

Lávase las manos después de:

  • Manipular Alimentos
  • Cambiar un pañal o ir al baño
  • El contacto con fluidos corporales (sangre, saliva, vómito, etc)
  • El contacto de animales y mascotas
  • Vaciar la papelera
  • Estar en el jardín

Por último, lavarse las manos cada vez que se ven sucias, o si alguien más en la casa está enfermo.

5 ... Los gérmenes son buenos para el sistema inmunológico

Es cierto, algunas infecciónes ayudan a estimular nuestro sistema inmunológico para prevenir enfermarse nuevamente por la misma infección, pero esto no siempre es así (por ejemplo, en la intoxicación por alimentos). Estar expuestos a los gérmenes no nos protegerá contra infecciones específicas.

De los miles de millones de microorganismos con los que estamos en contacto todos los días, muy pocos son gravemente perjudiciales. Así que dele una mano a su sistema inmunológico y dele a sus manos un buen lavado cuando sea necesario.